+34 625 40 90 51 info@medicalplasmas.com

Medicina

       El término medicina del plasma se acuñó hace solo dos décadas y, sin embargo, la investigación en este campo ha crecido enormemente en los últimos años. Se han hecho grandes avances en el conocimiento de los mecanismos involucrados en la interacción entre el plasma atmosférico frío y las células y tejidos vivos. Numerosos grupos de investigación a lo largo y ancho del planeta, especialmente en Europa,  Estados Unidos y Asia, tratan de lograr un conocimiento más profundo de estos mecanismos. Se han publicado resultados de numerosos experimento in vitro, ex vivo e in vivo que han mostrado las excelentes propiedades de este tratamiento. La llegada de esta tecnología a nuestros hospitales de referencia está cada vez más cerca.

        Durante los últimos años se han multiplicado los esfuerzos en este campo y el conocimiento de la aplicaciones del tratamiento con plasma ha crecido enormemente.  En 2008 la Food and Drug Adminstration (FDA) aprobó el uso de plasma atmosférico frío en aplicaciones dermatológicas y en 2010 se llevó a cabo en Alemania el primer ensayo clínico para tratamiento de heridas, lo que resultó en la aprobación del tratamiento en 2013.

Aplicaciones

Tratamiento de heridas

      Se ha demostrado que el tratamiento con plasma atmosférico frío acelera la cicatrización sin causar necrosis, reduce la carga bacteriana en heridas (incluso en aquellas colonizadas por bacterias resistentes a los antibióticos) y favorece la angiogénesis. Resulta especialmente conveniente el uso del plasma en úlceras venosas ya que estas, en muchas ocasiones, permanecen abiertas durante largos periodos de tiempo.

El mecanismo de acción principal que fundamenta el efecto terapéutico de los plasmas atmosféricos fríos de aire es el efecto de los campos eléctricos producidos por las partículas cargadas en componen el plasma. Estos campos son imperceptibles por el paciente sin embargo, el efecto sobre la microcirculación en la zona de aplicación de la herida es muy notoria. La mejora en la microcirculación se extiende por un tiempo mayor al del tratamiento como lo demuestran los estudios de saturación oxígeno reportados usando con plasmas fríos de aire DBD (Dielectric Barrier Discharge) que incluyen ensayos clínicos. El flujo sanguíneo capilar mejorado aumentan la saturación de oxígeno local y el suministro de nutrientes, promoviendo así la cicatrización de heridas.

        MEDICAL PLASMAS mantiene una colaboración activa con la  Clínica Universidad de Navarra (CUN) donde se ha realizado un tratamiento de uso compasivo con relevante éxito y se está preparando un ensayo clínico para la obtención del marcado CE médico del equipo PlasmAction. La CUN es pionera en el desarrollo de ensayos clínicos y en la implementación de tecnologías médicas de vanguardia.

Envíanos tus dudas

Y un experto se pondrá en contacto contigo lo antes posible

1 + 11 =